¿La mochila de mi hijo le daña la espalda?

Todos los días escolares vemos a niños pequeños cargando mochilas que los doblan en tamaño y peso. Mochilas llenas de libros, cartucheras, materiales de trabajo e incluso ropa de deporte que necesitarán durante el día. Sin embargo, sobre exigir la espalda de un pequeño puede traer serias consecuencias a corto y largo plazo. ¡En la siguiente nota les dejaremos algunos consejos para transportar las cosas de forma adecuada!

  1. Escoge una mochila pequeña para tu hijo.

Si le compras una muy grande siempre existirá la tendencia de llenarla de más y más cosas. En cambio, una mochila pequeña siempre pesará menos.

  1. Saca la calculadora

Los especialistas recomiendan que el peso de una mochila no debe sobrepasar el 10% del peso de la persona que la carga. Por ejemplo, un niño de 10 años puede pesar en promedio 35 kilos. Es decir, la mochila que lleve al colegio no debería pesar más de 3,5 Kilos.

  1. Evita las mochilas o bolsos de una sola agarradera

Esto desequilibra la distribución del peso en el cuerpo del menor. Cuando se ponga la mochila en la espalda lo ideal es que las dos asas estén bien ajustadas y a la misma altura.

  1. Mochilas con rueditas

No a todos los niños les gustan este tipo de mochilas pero son las mejores para cuidar la espalda. Si tu hijo tiene muchas actividades diarias y debe llevar una gran cantidad de cosas al colegio esta es tu mejor opción.  


¡Si te gustó la nota compártela y recomienda @LaFelicidadDeAprender!  

 

Categories:   Consejos

Comments